martes, 20 de abril de 2010

Neorrealismo italiano

Fue un movimiento cinematográfico surgido en Italia durante la posguerra de la Segunda Guerra Mundial, cuyos principales representantes fueron Roberto Rossellini, Luchino Visconti y Vittorio de Sica.
El movimiento se desarrolló alrededor de un círculo de críticos cinematográficos que se agrupaban en torno a la revista Cinema, entre los que se encontraban Michelangelo Antonioni, Luchino Visconti, Gianni Puccini, Giuseppe de Santis y Pietro Ingrao. Lejos de abordar temas políticos, los críticos atacaban las películas que dominaban la industria de los tiempos. Por oposición a la escasa calidad de las películas de la época, algunos críticos consideraban que el cine debía mirar hacia los escritores realistas de principios del siglo.
El neorrealismo italiano proviene de un movimiento llamado el nuevo cine de posguerra, donde sus corrientes derivadas tienen en común el hecho de funcionar en contraposición hacia los lineamientos generales del cine de la propaganda del régimen, las más importantes son tres.
La primera es la de un grupo denominado "calígrafos" (cuyo nombre deviene al intento de rechazar la propaganda y la mediocridad comercial), quienes se dedicaron a adaptar obras literarias antiguas, en su mayoría provenientes del siglo XIX. Algunos ejemplos son "Giocomo el Idealista", "Un Tiro de Pistola", "Pequeño Mundo Antiguo", "La Calle de las Cinco Lunas", etc. Algunos de sus directores más destacados fueron Soldati, Chiarini, Lattuada, y Castellani. Muchos directores neorrealistas habían madurado trabajando en películas caligrafistas, si bien dicho movimiento era notablemente distinto al neorrealismo. Se pueden encontrar elementos emparentados con el neorrealismo, igualmente, en las obras de Alessandro Blasetti y en los documentales de Francesco de Robertis.
La segunda es la corriente llamada "objetividad documental", en la cual se realiza paródicamente una crítica a la objetividad de la época, caracterizada con la figura del héroe.
La tercera es la que nombramos en un principio y la que más nos interesa. Esta, a diferencia de las anteriores, es la que más frutos artísticos ha dado y es la de mayor relevancia dentro del nuevo cine italiano de posguerra.
El término “neorrealismo” fue usado por primera para referirse a una película francesa por Norberto Barolo. El film se proponía enfocar la realidad de manera diversa a las ordinarias, se trataba de describir todo con la sensibilidad de la poesía. A esta corriente se la terminó por llamar “realismo poético”. Sin embargo, quien primero utilizó el término para denominar el neorrealismo italiano fue un director de cine cuyo nombre era Umberto Barbaro. De todas maneras, el prefijo “neo”, se refiere a la nueva realidad de la vida nacional; reproduce los hechos sociales de la Italia que acababa de morir o la nueva que estaba renaciendo: el horror y lo absurdo de la guerra, la oposición a las comparsas de propaganda oficiales, la libertad que empieza a implantarse, la toma de conciencia por la derrota del país, etc.
A partir de esta nueva corriente, el cine tomó un objetivo distinto al de agradar o distraer a sus espectadores. Se lo empezó a apreciar como herramienta ideológica y documento social. Puso en la pantalla la interrogación sobre el hombre. De esta forma, una de las cosas que nos hace entender el efecto de “ruptura” de las primeras películas del nuevo movimiento (como Roma, Citta Aperta – 1945) es que en ellos predomina la realidad de la italia de la guerra perdida, de la resistencia y de la posguerra triste y dolorosa.

Roma, Cittá Aperta
Es una película italiana dirigida por Roberto Rossellini en el año 1945. La película se inspira en la historia veridica del sacerdote Luigi Morosini, torturado y asesinado por los nazis por ayudar a la resistencia. De todas maneras se entretejen las historias de varias personas relacionadas con la resistencia antinazi. Durante la ocupación, el padre Pietro protege a los partisanos y, entre otros, da asilo a un ingeniero comunista: Manfredi. Pina, una mujer de pueblo, está de novia con un tipógrafo que lucha en la resistencia. Cuando la policía lo arresta, Pina corre desesperadamente tras el camión que se lo lleva, pero cae asesinada por una ráfaga de ametralladora ante los ojos de su hijito. Poco después, también el padre Pietro y el ingeniero -éste traicionado por su ex amante- son arrestados. Manfredi muere por las atroces torturas que le infligen los alemanes para que revele el nombre de sus compañeros de resistencia. El padre Pietro corre la misma suerte: lo fusilan en presencia de los niños de la parroquia, entre los cuales se encuentra el hijo huérfano de Pina.

Galería de imágenes
http://www.cmdc.it/mostre/images/Fabrizi/Roma_citta_aperta.jpg
http://2.bp.blogspot.com/_Hf0pLQPGKP4/Sm-TjRMrnJI/AAAAAAAABw8/8_GRJBU6INI/s400/Roma-ciudad-abierta.jpg
http://www.rafacabrera.com/wp-content/uploads/2009/03/roma-ciudad-abierta.jpg
http://img399.imageshack.us/img399/5899/ladrondebicicletasqv4.jpg
http://2.bp.blogspot.com/_JYJHygg7vv8/Ss_I9pnyEwI/AAAAAAAAA7U/W5xeMp2HtXc/s400/LADRON+DE+BICICLETAS+2.jpg

No hay comentarios:

Publicar un comentario